Expertos dicen no a Parque Nacional Revillagigedo ~ Mira tu México

martes, 24 de octubre de 2017

Expertos dicen no a Parque Nacional Revillagigedo

REPORTAJE. Investigadores, científicos y conservacionistas explicaron que ampliar la protección marina y prohibir la pesca puede proponerse en el actual decreto como Reserva de la Biosfera sin necesidad de cambiar su categoría; tampoco debe permitirse el turismo. 

Parque Nacional RevillagigedoDespués de que el 7 de septiembre, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), pusiera a consulta pública el Estudio Previo Justificativo (EPJ) para el Establecimiento del Área Natural Protegida (ANP) Archipiélago de Revillagigedo, a fin de cambiar su categoría actual de Reserva de la Biosfera a Parque Nacional, a través de la página web Revillagigedo, diversas organizaciones conformadas por investigadores, científicos y conservacionistas, destacaron el esfuerzo del gobierno para ampliar la protección marina de esta Área Natural Protegida (ANP), y prohibir en su totalidad la pesca, pero, para ello, no es necesario cambiar su categoría.

“Consideramos que no es necesario cambiar su categoría de conservación actual de Reserva de la Biosfera, a un Parque Nacional. Basta tan sólo con extender el área núcleo para ampliar la protección del área marina”, manifestaron.

Además, indicaron que “la parte terrestre de las cuatro islas debe mantenerse como área núcleo de la actual Reserva de Biosfera y no fomentar el desarrollo turístico que llevará a inhabilitar el certificado de Patrimonio Mundial de la Naturaleza recientemente otorgado por la UNESCO para este ejemplar archipiélago”.

CAMBIO DE CATEGORÍA

Red Nacional de Áreas Naturales Protegidas Renanp-Conacyt, Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza (FMCN) , Grupo de Ecología y Conservación de Islas, así como Mares Mexicanos y National Geographic Pristine Seas, celebraron la acción del gobierno de ampliar la zona de protección del Archipiélago de Revillagigedo y de prohibir totalmente la pesca, para lo cual, explicaron que sólo se requiere plantear estos cambios al actual decreto, dado que el EPJ cuenta con los argumentos suficientes para que se realicen sin necesidad de cambiar su categoría a Parque Nacional.

"Si bien es altamente loable incrementar la superficie de protección marina alrededor de las cuatro Áreas Núcleo de la Reserva de la Biosfera Archipiélago de Revillagigedo, para ello no es necesario cambiar su categoría de conservación actual de Reserva de la Biosfera, a un Parque Nacional", refirió el doctor Alfredo Ortega Rubio, coordinador de Red Nacional de Áreas Naturales Protegidas Renanp-Conacyt. 

De igual manera, integrantes de Mares Mexicanos y National Geographic Pristine Seas, a través de una carta enviada a Conanp y a Semarnat, citaron de manera textual lo que el documento del EPJ establece para cambiar de categoría a Revillagigedo: 


Se pretende eliminar los impactos ecológicos de la pesca comercial, de la flota palangrera y la flota atunera en la zona de Revillagigedo. En este sentido, el parque nacional propuesto tendría la capacidad de asegurar la sustentabilidad de la industria pesquera, la conservación de la biodiversidad y un desarrollo ecoturístico sostenible y de alto valor agregado. (página 118)


“Sin más, el documento no tiene otra justificación jurídica para que se dé el cambio de régimen de protección”, refieren; y aunque coinciden con la propuesta del EPJ de pasar de sólo seis millas de prohibición pesquera a un polígono que abarca un radio de 40 millas náuticas alrededor de las cuatro islas del Archipiélago, “hasta ahora no encontramos ninguna razón para que esta protección se dé en el marco de la zona núcleo de la Reserva de la Biosfera”.

Ante ello, citaron que los artículos 49, 50, 51, 62, 63 y 64 del Reglamento de la Ley General Del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en Materia de Áreas Naturales Protegidas, establecen que la Semarnat puede proponer al titular del Ejecutivo Federal la modificación de la declaratoria de una ANP ante alguna situación que ponga en riesgo el cumplimiento para su conservación.

Ello quiere decir, que puede hacerse la propuesta de modificación al mismo decreto de la Reserva de la Biosfera para el cambio de extensión, delimitación y usos o actividades que podrán restringirse; incluso la información contenida en el actual EPJ contiene la información necesaria para solicitar la ampliación del área núcleo de la Reserva de la Biosfera, motivo por el cual “no vemos ninguna razón para solicitar el cambio de protección” a Parque Nacional.

Otro aspecto que les resulta preocupante es la falta de una zonificación clara en el EPJ, porque “la Propuesta de Manejo del Área presentada en el estudio es vaga, difusa y no contiene una definición clara de la zonificación propuesta para el área protegida. Al hacerlo así, implícitamente abre las puertas a posibles modificaciones en las actuales zonas núcleo de la Reserva de la Biosfera ya existente”.

Ante ello, consideran que la gestión de la nueva área protegida propuesta para Revillagigedo deberá estar orientada al cumplimiento de los objetivos de conservación y aprovechamiento ya establecidos en la actual Reserva de la Biosfera.

“La ampliación de la zona marina protegida no puede abrir las puertas a un retroceso en los niveles de conservación actualmente existentes en el área terrestre de las islas. Proponer un cambio de protección a un Parque Nacional puede abrir las puertas al desarrollo urbano-turístico de las islas, contradiciendo la certificación de Patrimonio Mundial de la UNESCO para el Archipiélago”, recalcaron.

Incluso, recordaron que el propio secretario de Medio Ambiente ha manifestado correctamente en distintas oportunidades, que los niveles de endemismo y rareza ecológica en la parte terrestre del archipiélago son extremadamente elevados, y por eso muchas personas han comparado al Archipiélago de Revillagigedo con el de las Galápagos.

Sin embargo, Islas Galápagos es ejemplo de que los intentos por lograr desarrollos urbanos para atraer el turismo ecológico ha tenido impactos fuertemente negativos sobre el ecosistema insular y ha dañado de manera severa el prestigio que tenían las islas como ecosistema prístino capaz de atraer turismo científico y ecológico del más alto nivel, a tal grado que, actualmente, el gobierno de Ecuador está haciendo inmensos esfuerzos para revertir estos errores y proteger la diversidad de las islas.

Por su parte, Ek del Val de Gortari, investigadora del Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad de la UNAM, en Morelia,  destacó la falta de claridad para realizar el cambio de categoría de Revillagigedo, dejando ver solamente el aprovechamiento turístico en la zona.

"No quedó muy claro por qué quieren hacer la transformación de su categoría [...] pero según entiendo, más bien, en Revillagigedo lo que quieren es que una parte del área núcleo de la Reserva de la Biosfera, donde no se podía llevar a cabo ningún tipo de actividad, ahora puede entrar gente e ir como turistas y hacer ese tipo de actividades, lo cual no sería para nada bueno en esta Reserva de la Biosfera.

"Porque tiene muchas especies que están protegidas y están en peligro de extinción, inclusive, ya recuperaron poblaciones de aves que antes estaban casi extintas. Entonces sugeriría que se mantuviera así", expresó la doctora Ek del Val.

TURISMO SUSTENTABLE NO ES VIABLE EN REVILLAGIGEDO

Respecto a la intención de impulsar el ecoturismo o turismo sustentable en Islas Revillagigedo, el EPJ hace algunas menciones, como:


Desde hace más de dos décadas, las islas del Archipiélago de Revillagigedo son visitadas regularmente por buceadores deportivos que pagan hasta $3,000 dólares por persona, para observar a estos magníficos animales, por lo que constituye un potencial subexplotado. (página 69)

Sus condiciones prístinas la convierten en un laboratorio natural para estudiar los fenómenos de colonización, dispersión y adaptación de diversas especies. También, el archipiélago y sus aguas marinas circundantes representan un activo natural con un gran potencial para el desarrollo de un turismo de alta calidad centrado en la apreciación de la naturaleza. (página 77)

Particularmente, cabe destacar que el decreto de esta ANP tendría como una de sus consecuencias el aumento en la biomasa de poblaciones de túnidos, lo que conllevaría una inversión con elevados rendimientos anuales [...] Ello, independientemente del valor económico que el parque puede representar como un destino de turismo con un elevado gasto por visitante. (página 118)


“Evidentemente la propuesta de cambio de figura de protección de Reserva de la Biosfera a un Parque Nacional tiene el fin expreso de fomentar en las Islas el turismo (competencia de la Secretaría de Turismo) y no tiene el objetivo de incrementar la conservación de la biodiversidad de las mismas”, manifestó el doctor Alfredo Ortega Rubio, coordinador de Red Nacional de Áreas Naturales Protegidas Renanp-Conacyt.

“Ni siquiera se tiene el pretexto para pretender derogar su categoría de conservación, a un Parque Nacional, para fomentar el turismo en beneficio de los pobladores locales, simplemente porque en esta Reserva de la Biosfera no existen pobladores locales”.

A través del documento enviado a la Semarnat en respuesta al EPJ, el doctor Alfredo Ortega subrayó que las cuatro islas constituyen actualmente las Zonas Núcleo de la Reserva debido a que son ecosistemas extremadamente frágiles, son únicas por la riqueza, el nivel y grado de endemicidad de su flora y fauna, y están en estado de recuperación, por lo que es relevante que se mantengan como áreas núcleo, en donde las únicas actividades permitidas sigan siendo la investigación científica y la restauración ecológica.

Explicó que el hecho de que el Archipiélago fuera decretado Reserva de la Biosfera, lo cual costó largos y complejos esfuerzos nacionales e internacionales el obtenerlo, y que las cuatro islas fueran decretadas como Zonas Núcleo, “no fue una ocurrencia pasajera”, sino obedece a profundas necesidades, científicamente sustentadas, para cumplir el objetivo de la conservación.

Además, resulta inviable considerar un desarrollo turístico sustentable en Revillagigedo, porque, para sostener cualquier actividad productiva en las Islas, todos los productos, bienes y medios que se requieren como agua dulce, combustible, alimentos y la propia población (profesores, médicos, cocineros, personal de limpieza, guías), tendrían que ser llevados desde el macizo continental y sus desperdicios en sentido contrario. 

“Una actividad productiva basada en semejantes flujos, a tan larga distancia, no reúne en ningún sentido el principio de sustentabilidad más elemental”, manifestó Ortega Rubio.

Finalmente, destacó que la propuesta de cambiar la categoría actual de Revillagigedo no se alinea con el Programa Sectorial de Medio Ambiente y Recursos Naturales 2013-2018 (Promarnat), en el que se estipulan las prioridades y políticas que la Semarnat debe implementar, como la protección del patrimonio natural, siendo el objetivo principal la conservación de la biodiversidad.

Por tal motivo, derogar la categoría de Reserva de la Biosfera, el cual privilegia la protección y recuperación de la diversidad biológica de las Islas Revillagigedo, por la categoría de Parque Nacional, el cual privilegia el aprovechamiento recreativo de lugares de belleza escénica, “no queda alineado con el diagnóstico del Promarnat”.

SÓLO NECESITA MEJORARSE EL DECRETO ACTUAL 

El director general del Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, Lorenzo J. de Rosenzweig Pasquel, explicó que las acciones de conservación y restauración de este archipiélago (tanto en su parte terrestre como marina), representan un caso ejemplar en donde gobierno, sociedad civil organizada y fundaciones nacionales e internacionales han logrado importantes avances para su conservación.

Aunque también celebró la decisión de la Semarnat de prohibir todo tipo de pesca comercial en la porción marina, aseguró que la categoría de Reserva de la Biosfera ha sido óptima para el Archipiélago de Revillagigedo, por lo que en representación de los integrantes del FMCN solicitó “como una máxima prioridad que se mantenga dicha categoría, ampliándose solamente su porción marina tal y como se platea en el EPJ”.

Propusieron que sólo se mejore el decreto actual y en vigor de la Reserva de la Biosfera Archipiélago Revillagigedo; se fortalezca la infraestructura y el equipamiento de la Secretaría de Marina (incluyendo la rehabilitación de la pista aérea rústica de Isla Clarión), para hacer efectiva la inspección y vigilancia en un lugar tan remoto.

“Consideramos que es vital que las islas se mantengan como zonas núcleo, en donde las únicas actividades permitidas sean aquellas relacionadas con la salvaguarda de la soberanía ejercidas por la Secretaría de Marina y de investigación, conservación y restauración, a través de esa Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales”, refiere a través del documento enviado a la Semarnat, en respuesta al análisis del EPJ.

Por su parte, el director general de la asociación civil Grupo de Ecología y Conservación de Islas, Federico Alfonso Méndez Sánchez, explicó que desde hace 19 años se realizan investigaciones y proyectos de restauración ecológica en las islas de la Reserva de la Biosfera, que derivado de una estrecha coordinación con la Semarnat y la Conanp, además del apoyo logístico de la Semar, a la fecha se han completado con éxito acciones prioritarias para la recuperación de ese archipiélago, que ha sufrido serias amenazas e impactos negativos.

“Dado que el EPJ no presenta un análisis que justifique el cambio de categoría a la de Parque Nacional, solicitamos como una prioridad máxima que se mantenga la categoría actual de Reserva de la Biosfera. Como es de su conocimiento, ha sido gracias a esta categoría que los ecosistemas terrestres y marinos del Archipiélago de Revillagigedo no sólo han sido conservados de manera efectiva, sino que además están en proceso de recuperación, especialmente la porción terrestre de las islas”, manifestó.

Adicionalmente, solicitaron que se “ratifique la prohibición de todo tipo de turismo —infraestructura y actividades—, incluidos el sustentable, el de bajo impacto ambiental, el ecológico o de naturaleza, el de aventura y el recreativo, en la porción terrestre de las islas”.

AISLAMIENTO HA AYUDADO A SU CONSERVACIÓN 

De acuerdo con el propio Estudio Previo Justificativo, el aislamiento de las Islas de Revillagigedo ha generado que las únicas actividades humanas en la zona sean de investigación y conservación, lo cual ha repercutido en la preservación de sus ecosistemas.

“Actualmente, las islas constituyen zonas núcleo de la Reserva de la Biosfera Archipiélago de Revillagigedo, de manera que las únicas actividades permitidas están enfocadas a la investigación, educación ambiental, monitoreo científico y las propias de la Semar y la Semarnat”, teniendo una visita anual promedio de 50 investigadores y 10 integrantes de la Semarnat.

Además, en el apartado II. Evaluación Ambiental se destaca que "el aislamiento y estado relativamente prístino de las islas ha mantenido procesos evolutivos que resultan en un alto grado de endemismos tanto en la parte terrestre como en la marina".

En el inciso 2. Características Biológicas del EPJ también se resalta que "las islas de Revillagigedo son un sitio notable por sus aves, terrestres y marinas. Debido a la distancia con el continente y al aislamiento, existe una fuerte presión evolutiva sobre el proceso de especiación. Como resultado, el archipiélago alberga un gran número de endemismos en un nivel de subespecie, especie, e incluso género".

CONSERVACIÓN DE ESPECIES Y UNA MEJOR PESCA

El Estudio Previo Justificativo muestra que en la zona marina de Revillagigedo no existen títulos otorgados para pesca comercial, pesca didáctica y pesca deportivo-recreativa de acuerdo a Conapesca (2017), aunque en las aguas adyacentes al ANP, es decir, la zona marina propuesta para decretar el parque nacional, se llevan a cabo actividades de pesca comercial y pesca ilegal.

“La pesca a gran escala o industrial llega a desarrollarse cerca de los límites de la actual Reserva de la Biosfera Archipiélago de Revillagigedo, dentro del polígono propuesto para el Parque Nacional Revillagigedo, involucrando especies de tiburones de varias familias como Carcharinidae, Alopiidae, Sphyrnidae y Lamnidae”; mientras que las especies capturadas más frecuentemente son: tiburón zorro o azotador, tiburón volador, tiburón azul, tiburón martillo común o cornuda común, y tiburón oceánico o aleta blanca.

“Dado que las islas de Revillagigedo y sus aguas adyacentes se encuentran en un estado actual saludable, conteniendo una gran biomasa y diversidad de depredadores tope, la prohibición de la pesca en sus aguas representará una contribución significativa ante los efectos del cambio climático, funcionando como una zona de amortiguamiento y protección para las etapas primarias (juveniles) de una gran variedad de especies marinas”.


Respecto al impacto al sector pesca, el documento refiere que “la pesca comercial de atún que se lleva a cabo dentro del polígono propuesto representa sólo el 7% del esfuerzo de toda la flota atunera mexicana. Por lo que la prohibición de la pesca comercial dentro del ANP no generaría un efecto negativo significativo para las compañías y cooperativas”.

Al contrario, esto resultaría en beneficio de ellos, debido a que “se ha demostrado que al establecer ciertas zonas de no pesca en un área estratégica (refugio, alimentación o reproducción), se genera un spillover", es decir, un desbordamiento a las zonas aledañas debido a la recuperación de las poblaciones, lo que beneficia las capturas en las zonas de pesca cercanas al área protegida.

¿HABRÁ EXPLOTACIÓN MINERA?

En materia de explotación minera en la zona del Archipiélago de Revillagigedo, el EPJ indica en el apartado III Diagnóstico del Área, inciso C) Usos y Aprovechamientos, que en los próximos años se prevé un aumento de al menos 50% en la demanda mundial de minerales, lo que impulsará a las empresas mineras a extraer minerales de los fondos marinos y el subsuelo tanto en zonas económicas exclusivas como en aguas internacionales.

Además, se detalla que en el Océano Pacífico existe una franja en el fondo marino con un alto contenido de nódulos polimetálicos, donde se estiman reservas de 7 mil 300 millones de toneladas de manganeso, 340 millones de toneladas de níquel, 290 millones de toneladas de cobre y 58 millones de toneladas de cobalto. 

"Esta franja, conocida como Zona Clarion-Clipperton, se extiende desde México hasta Hawái e incluye el área del Archipiélago de Revillagigedo. De acuerdo con la cartografía minera de la Dirección General de Minas de la Secretaría de Economía, no existen concesiones o asignaciones mineras expedidas, así como solicitudes de concesión o asignaciones mineras en trámite dentro del polígono del Parque Nacional Revillagigedo".

El apartado termina de esta manera, no dejando muy claro si en la zona estará prohibida la explotación minera o si estará abierta la posibilidad de otorgarse algún permiso para llevar alguna actividad de este tipo en la zona.

Sin embargo, el 18 de octubre la Semarnat aclaró, a través de un comunicado, que la iniciativa Parque Nacional Revillagigedo (PNR), "garantiza la protección total de 14.8 millones de hectáreas del suelo marino mexicano ya que, bajo ese régimen, quedan tuteladas desde los cero metros hasta el fondo marino, al constituir un bien propiedad de la Nación, de acuerdo con la normatividad vigente".

Además, expuso que los artículos 42 y 48 de la Constitución mexicana, el artículo 6 de la Ley General de Bienes Nacionales, y el artículo 1 de la Ley Nacional de Aguas Nacionales, amparan al Parque Nacional Revillagigedo, "lo que asegura que mediante el PNR no se expedirán asignaciones o concesiones para explotaciones mineras".

Incluso, confirma nuevamente que ante la creciente demanda mundial de minerales que aumentará en los próximos años, por lo menos en 50%, "la figura de Parque Nacional protege también la riqueza del fondo marino que posee importantes reservas de níquel, cobre, manganeso y cobalto, en la parte de la franja Clarión-Clipperton del archipiélago".

¿Y AHORA QUÉ SIGUE?

Tras finalizar el pasado 7 de octubre, la consulta pública del Estudio Previo Justificativo para el cambio de categoría del Archipiélago Revillagigedo, diversos investigadores, científicos y conservacionistas enviaron a la Semarnat, sus respuestas y argumentos respecto al EPJ, después de lo cual el 13 de octubre la Semarnat informó, a través de un comunicado:

"Para mantener el espíritu de conservación, los científicos recomiendan que una vez decretado el nuevo Parque Nacional Revillagigedo, la Semarnat inicie el proceso de incorporar el área protegida a la Red Internacional de Reservas de la Biósfera del programa MAB-UNESCO como Reserva Especial y un modelo mundial de conservación exitosa, para lo cual ofrecen sus mejores esfuerzos".

¿QUÉ ES UNA RESERVA DE LA BIOSFERA Y UN PARQUE NACIONAL?

La doctora Ek de Val de Gortari, explicó "la reserva de la biosfera tiene diferentes áreas en donde son exclusivas para diferentes tipos de actividades. Primero tiene una área núcleo en donde no se puede realizar ningún tipo de actividad y es exclusivo para la conservación de la biodiversidad; después viene una área un poquito más amplia, el área de amortiguamiento, en donde se pueden realizar algún tipo de actividad, pero que no se sea muy extensiva". 

En el caso del parque nacional, "la regulación es más antigua, entonces, no está tan bien definido cuáles son las áreas de conservación y cuáles son las áreas en donde no se pueden realizar algunas actividades", refirió la investigadora del Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad de la UNAM, en Morelia.

Otra diferencia que destacó es el hecho de que una "Reserva de la Biosfera es una categoría que se estableció a nivel mundial, es como una categoría internacional; mientras que los parques nacionales son una categoría nacional, son más antiguas, fueron como las primeras formas en cómo se empezó a conservar la biodiversidad".

Además, "en el caso de las reserva de la biosfera, generalmente, tienen una área mucho más grande que los parques nacionales y también, toman en cuenta las actividades humanas que se llevan a cabo dentro de estos lugares. Se establecen lugares donde no pueden haber actividades humanas y otras en las que sí, en el parque nacional no es así".

Por otra parte, la doctora Ek de Val de Gortari explicó qué tan adecuado o funcional es que una Área Natural Protegida cuente con la categoría de reserva de la biosfera, para garantizar la conservación de los ecosistemas y su biodiversidad.

"En México no es que estén mal los estatus de las áreas naturales protegidas, sino que no existen los recursos ni el personal para que se cuiden. En muchos casos, no hay el personal que realice la vigilancia ni se hacen los planes de manejo, ni hay dinero para la conservación. Son reservas que son de papel, están establecidas en la ley, pero no hay nadie que vaya y revise si realmente se está haciendo lo que se debe hacer".

En este contexto, consideró que para garantizar la conservación de las áreas naturales protegidas "no sería de cambiar el estatus", más bien, invertir en que haya más vigilancia y al detectarse en las áreas no permitidas barcos pesqueros, sancionarlos, "pero, para eso debe haber vigilancia y un plan de manejo que no tienen las áreas naturales protegidas", agregó la doctora Ek de Val de Gortari.

LA TRAYECTORIA DEL ANP REVILLAGIGEDO

6 de junio de 1994. El Archipiélago de Revillagigedo fue decretado como Área Natural Protegida en la categoría de Reserva de la Biosfera.

28 de noviembre de 2007. La Semarnat anunció en el Diario Oficial de la Federación que había concluido la elaboración del Programa de Manejo del Área Natural Protegida con el carácter de Reserva de la Biosfera Archipiélago de Revillagigedo, ubicada en el Océano Pacífico.

18 de julio de 2016. Se aprobó la inscripción del Archipiélago de Revillagigedo a  la Lista del Patrimonio Mundial Natural de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación (UNESCO).

7 de septiembre de 2017. Anuncian la consulta pública del Estudio Previo Justificativo para el Establecimiento del Área Natural Protegida Archipiélago de Revillagigedo a Parque Nacional.

CARACTERÍSTICAS DEL ARCHIPIÉLAGO DE REVILLAGIGEDO

  • Está ubicado en el Océano Pacífico a 390 kilómetros al suroeste de la punta sur de la Península de Baja California.
  • Está compuesto por Isla Socorro, Isla San Benedicto, Isla Roca Partida e Isla Clarión.
  • Las cuatro islas de Revillagigedo son parte de una cordillera submarina que representan la cima de volcanes que emergen sobre el nivel del mar, además de volcanes activos que también poseen arcos, acantilados y afloramiento rocosos aislados que surgen a la mitad del Océano. 
  • La conectividad entre las cuatro islas permite el avistamiento de diversas especies de tiburones, mantarrayas gigantes y su variante negra poco vista en el mundo, así como ballenas jorobadas, cuya población es de hasta 2 mil ejemplares y  cetáceos.
  • Su aislamiento permite tener alto grado de endemicidad tanto en tierra como en agua: Aves como el Tecolote enano de Socorro, el Centzontle de Socorro, Chivirín de Socorro y Chivirín de Clarión; o el pez Ángel de Clarión, una especie única que se alimenta de ectoparásitos de las mantarrayas gigantes.
Fuente: Mira tu México 

Reacciones:

0 comentarios: