Edificaciones verdes, inspiración para la innovación mexicana ~ Mira tu México

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Edificaciones verdes, inspiración para la innovación mexicana

REPORTAJE (Parte III). El doctor Rafael Almanza es creador de un método para fabricar filtros solares útiles como recubrimiento para vidrios que conservan las condiciones caloríficas en una habitación.

Regularmente, cuando se está avanzando en la construcción de un inmueble ya se tiene elegida la fuente de energía alternativa que se instalará, pero debido a que la mayoría opta por el uso de paneles solares es primordial considerar las actividades que se realizarán dentro de la edificación, a fin de determinar la cantidad y la potencia de estos sistemas.

Y es que estos sistemas varían con el propósito de acoplarse a cada necesidad, de hecho, en México se cuenta con siete compañías dedicadas a la fabricación de módulos, celdas y componentes para aplicaciones fotovoltaicas, como: Conermex, ERDM Solar, Evoluo, Smart Power, Solarever, Solarsol y Solartec, las cuales ofrecen productos con diversas características que se adaptan a las condiciones de una edificación o vivienda.

Por otra parte, el sector académico también trabaja en generar alternativas en el rubro energético, como el producto Filtros solares para ahorro de energía del doctor Rafael Almanza Salgado, investigador del Instituto de Ingeniería de la UNAM, cuya patente se encuentra en trámite.

Se trata de “un nuevo método para la fabricación de filtros solares selectivos, útiles como recubrimientos para vidrios, para su uso en edificaciones, depositando películas delgadas de óxido cuproso y de bióxido de vanadio por erosión iónica mediante un plasma a través de una reacción química, de tal forma que se conserven las condiciones caloríficas dentro de una habitación”.

Para fijar las películas de recubrimiento en el vidrio, este método emplea: un sistema generador de vacío, una cámara de evaporación, una fuente de corriente directa, un sistema de resistencias y un soporte móvil para el substrato de vidrio.

Otro proyecto innovador es el Sistema de concentración de la radiación solar para el calentamiento de agua de uso doméstico, de los investigadores del Tecnológico de Monterrey, Noel León Rovira y Edwin Mauricio Hincapié Montoya.

“Cada día la sociedad trata de emigrar a sistemas más sustentables de calentamiento de agua debido a que los gastos que genera una energía renovable como la solar son menores a los sistemas tradicionales, prueba de esto es que, en la actualidad, en México existen 75 mil viviendas que ya están utilizando la energía solar como fuente para calentar el agua”, explican.

Por tal motivo, su prototipo tiene un potencial de mercado entre las empresas productoras de dispositivos de calentamiento de agua residencial e industrial y público con cultura ecológica; además, sus ventajas radican en que es una alternativa sustentable que sustituye el consumo de energía eléctrica y gas; su adquisición con respecto a las tecnologías tradicionales es económica, y su mantenimiento también es de bajo costo.

Destreza en acabados

El interés por contribuir al mejoramiento del medio ambiente ha crecido en los últimos años de tal manera que tanto empresas como estudiantes e investigadores apuestan por desarrollar productos ecológicos de alta calidad y durabilidad para acabados exteriores o interiores de una edificación: pinturas, mosaicos, tapices, mobiliario, puertas, entre otros.

Ejemplo de ello, es la empresa Eco Constructores, con sede en Oaxaca, en cuyos servicios de Interiorismo ofrece pinturas naturales, así como otros acabados hechos con tierra o cal, mezclado con fibras, estiércol, arena, agua o engrudo; a esto se suma que utilizan materiales propios de la región para mitigar el impacto ambiental generado por la logística.

Por otra parte, los ex-estudiantes de Ingeniería Química de la Universidad Veracruzana, Mireya Carballo Dorantes, Ariza del Moral Dorantes, Julio César Hernández y Guadalupe Verónica León, en el año 2005 crearon una pintura ecológica hecha con suero de leche (como elemento base), cal, harina de trigo, fécula de maíz, aceites vegetales, pigmentos orgánicos y colorantes naturales extraídos de betabel, lamaica, flor de muerto, hojas, zanahorias y otros vegetales.


En su momento detallaron que los estudios químicos mostraron que su pintura ecológica poseía las mismas propiedades que las comerciales (a base de aceite o agua), como: poder cubridor, intensidad de color, adherencia, facilidad de aplicación y durabilidad.


Explicaron que de cada 10 litros de leche para queso, seis son de suero, el cual generalmente es desechado en el drenaje sin darle un uso que beneficie a los productores, por lo que su aprovechamiento evitaría  la contaminación del agua.


Otro beneficio es que la pintura se podría utilizar en el recubrimiento de juguetes y artículos de consumo para niños, y su precio final por litro sería inferior al de las pinturas comerciales, pese a los costos de producción, venta, distribución y transporte.

Incluso, dentro de su estudio técnico revelaron que la mejor opción para instalar una planta industrializadora de pintura ecológica sería la ciudad de Coatepec, Veracruz, por su cercanía con los principales centros de consumo y la disponibilidad de materia prima, considerando que en La Orduña existe una planta de la empresa Nestlé, en la cual se produce leche condensada.

Por otra parte, debido a que el mobiliario y los accesorios de una edificación también son de suma importancia en materia ambiental, debido a lo que implica su elaboración desde la tala de árboles hasta el uso de químicos para su transformación, investigadores ha encontrado la manera de sustituirlos e incuso mejorarlos.

En este ámbito, Jesús Leonardo Bernal Herrera, ingeniero Mecánico por la Universidad de Guadalajara, desarrolló el Proceso para fabricar un compuesto ecológico de sustitución de madera y compuesto resultante, elaborado con materiales plásticos de desecho y fibras de celulósicas origen vegetal. 

“El producto resultante es una propuesta viable de reemplazo de la madera como materia prima que es comúnmente empleada en la fabricación de múltiples y diversos artículos para la industria y el hogar. Por consiguiente, dicho proceso y producto resultante promueven el cuidado del entorno ambiental al proponer elementos de fabricación alternativos con materiales distintos a la madera”, explicó el ingeniero.

De igual manera, Alejandra Sánchez González y Jesús Abraham Olvera Mejía, estudiantes de la carrera de Ingeniería Ambiental de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Biotecnología del IPN, crearon una técnica de construcción de unidades modulares hechos con PET para armar mobiliario (mesas, camas, sillones) con mayor durabilidad que la madera, a un bajo costo y ecológico.

Al respecto, el profesor Saúl Hernández Islas, explicó que el procesamiento del PET reciclado consiste en que una vez que el material esté seco, se fracciona en hojuelas y se vierte resina en estado líquido a unos moldes de caucho y fibra de vidrio, los cuales también fueron diseñados por ellos.

Detalló que se pueden mezclar diferentes tipos de plástico y al encapsulado se le puede agregar aditivos orgánicos o inorgánicos como hojarasca y llanta molida, para generar diversos colores y texturas.

Talento existe, sólo se necesita apoyarlo y aprovecharlo

De acuerdo con el Programa Interdisciplinario sobre Política y Prácticas Educativas del CIDE, La brecha de talento en México y sus costos económicos, la innovación tecnológica y la generación de conocimiento científico son los principales motores del crecimiento económico.

Sin embargo, en México aún existe rezago en este rubro, ante la falta de calidad educativa, una baja inversión en investigación científica y desarrollo experimental de los sectores gubernamental y privado, así como la desvinculación por parte de las empresas hacia las instituciones de educación superior y centros públicos de investigación.

Esto explica que año con año, capital humano talentoso abandone el país, atraídos por mejores oportunidades laborales, salariales o de investigación, o bien, que algunos proyectos y productos innovadores desarrollados por estudiantes e investigadores sean olvidados después de ser presentados o premiados a nivel local, estatal o nacional.

Lo más sorprendente es que, cuando participan en exposiciones nacionales e internacionales, son más las empresas extranjeras que ven con buenos ojos lo rentable, eficiente y sustentable que son sus productos que las empresas mexicanas; incluso, algunos jóvenes optan por crear su microempresa, a fin de tener una mayor participación en el mercado empresarial y desarrollar al máximo sus habilidades innovadoras.

Mejorar la calidad educativa, generar una metodología que permita detectar alumnos con alto potencial, fortalecer los lazos entre los sectores académico y empresarial, una mayor inversión a la investigación científica por parte del gobierno, así como fomentar el desarrollo de proyectos y la compra de productos mexicanos, son algunos de los elementos que propiciarán el crecimiento nacional, evitará la fuga de cerebros y no se desperdiciará el talento del país. 

Fuente: Mira tu México

Reacciones:

0 comentarios: