Edificaciones verdes, inspiración para la innovación mexicana ~ Mira tu México

martes, 30 de agosto de 2016

Edificaciones verdes, inspiración para la innovación mexicana

REPORTAJE (Parte II). Las obras de GLR Arquitectos son diseñadas para el aprovechamiento del sol; y en materia de agua, el ingeniero Francisco Campos desarrolló un método para su ahorro en sanitarios.

Ante el inminente cambio climático, México, como otros países, se ha propuesto emprender acciones que permitan mitigar sus efectos, como promover nuevas políticas para desarraigar costumbres no sustentables, crear tecnologías que permitan un aprovechamiento eficiente de los recursos naturales y realizar actividades desde una perspectiva ecológica.

En este contexto, la edificación (subsector de la construcción) ha sido fuente de inspiración para ingenieros, arquitectos, académicos y estudiantes mexicanos, para aplicar sus conocimientos en el desarrollo de nuevos proyectos, inventos y mejoras en los ya existentes.

Por ejemplo, la firma mexicana GLR Arquitectos, fundada en 1994 en la ciudad de Monterrey, busca crear en cada una de sus obras espacios altamente funcionales y en gran armonía con el paisaje natural que circunda a esta región del país.

“Estamos preocupados por nuestro medio ambiente, por el ahorro de energía y por la implementación de nuevas alternativas de diseño sustentable, más allá de cualquier tipo de certificación. Realizamos constantemente estudios de asoleamiento y eficiencia energética, asesorándonos siempre con los mejores consultores en sustentabilidad”, refiere GLR Arquitectos.

Entre sus trabajos arquitectónicos, destacan Torres Magma, Casa Torres, Urbania y Torre Miravalle, cuyos inmuebles  coinciden en poseer grandes ventanales que permiten la entrada de luz natural, además, su orientación y ubicación cuidadosamente elegidos, permiten generar una conexión con el exterior y su naturaleza.

Asimismo, contempla su participación en el proyecto Distrito Tec, una zona localizada al sur de Monterrey y conformada por el Tecnológico de Monterrey, importantes avenidas y 24 colonias; ello, con el fin de impulsar la sustentabilidad y el desarrollo de la comunidad, considerando que en un periodo de 10 años perdió 22% de su población, en parte, al crecimiento de la mancha urbana en la periferia de la ciudad.

Como parte de este plan, el Tecnológico de Monterrey informó que la construcción de la nueva biblioteca en su Campus, la cual inició a mediados de 2015 y estará terminada en 2017, tendrá en su interior una gran cantidad de luz natural, se buscará la máxima eficiencia energética, tanto en equipo como en diseño, y contará con la certificación LEED.

Por otra parte, el papel que juegan las desarrolladoras de vivienda ha sido relevante para reducir las emisiones de gases contaminantes mediante la construcción de casas que, independientemente de cubrir las necesidades de las personas, sean amigables con el medio ambiente.

Para ello, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) puso en operación, a finales del año 2012, el Sistema de Evaluación de la Vivienda Verde (Sisevive), cuyo objetivo es conocer el desempeño energético y ambiental de las construcciones habitacionales.

Lo anterior, mediante evaluar el diseño arquitectónico, sistemas constructivos, materiales y ecotecnologías incorporados a la vivienda, que en conjunto permitan generar ahorros en luz, gas y agua, así como reducir la emisión de contaminantes.

Tan sólo un nuevo prototipo de vivienda sustentable “permite reducir no sólo gastos, sino contaminación, y ahorrar entre 30% y 60% en servicios de electricidad y gas; además, dejar de emitir 1.5 toneladas de monóxido de carbono por casa”, aseguró el investigador del Instituto de Ingeniería de la UNAM, David Morillón Gálvez.

El maestro en Ciencias en Administración de Negocios por el IPN, Édgar Cisneros Vázquez, también refiere, en su obra Sustentabilidad para el posicionamiento de empresas de construcción en México, que datos del Instituto de Ingeniería de la UNAM indican que el paquete ecológico básico de Hipoteca Verde ofrecido por el Infonavit, incluye: Un calentador solar, lámparas fluorescentes ahorradoras de energía y dispositivos que impiden el desperdicio de agua.

Además, en México se cuenta con Páginas Verdes, el primer directorio de productos y servicios sustentables en el país, y el cual realiza el EcoFest, un festival que permite que las personas conozcan diversos productos y servicios sustentables, que van desde pinturas y tuberías hasta muebles sanitarios economizadores.

Sin embargo, Édgar Cisneros  destacó que a pesar de que la industria de la vivienda sustentable en México se ha convertido en un objeto de estudio debido a las tendencias marcadas por los países desarrollados en los últimos años, se ha visto limitada, entre otros aspectos, porque no se conocen todos los proveedores de materiales alternativos amigables con el ambiente.

“Ante estas circunstancias se requiere que las viviendas en México sean diseñadas bajo una nueva perspectiva que considere los nuevos materiales desarrollados en las últimas décadas a efecto de reducir costos y aumentar su vida útil”, refiere el especialista.

Siguiendo esta vertiente, el posicionamiento que la desarrolladora Casas Geo ha logrado a nivel nacional, se debe a la implementación de un departamento de Inteligencia Competitiva, a través del cual ha logrado conocer los avances tecnológicos en otros países, lo que promueve la producción de nuevas tecnologías en México.

De tal manera que toman en cuenta tres factores esenciales: el impacto ambiental (vivienda, transporte, vialidad, servicios básicos, espacios públicos y áreas verdes), el impacto social (organización de vida comunitaria, salud y educación), y el impacto económico (ofrecer fuente de empleo, mediante alianzas con empresas privadas y gubernamentales), los cuales son atendidos con propuestas de beneficio al medio y a la población ocupante.

Por ejemplo, en materia de impacto ambiental, las acciones que GEO se ha instrumentado para alcanzar el objetivo de la sustentabilidad en la vivienda es la elaboración de una Guía de Diseño Bioclimático, el cual considera la trayectoria solar, su orientación y las posibilidades de sombra más adecuada; utilización de sistemas de aislamiento térmico en techos y muros, y se promovió el uso racional de materiales y eliminación de desperdicio.

De acuerdo con el estudio Análisis de Ciclo de Vida: Edificaciones 2014, elaborado por el Centro Mario Molina, al estudiar el ciclo de vida en cuatro inmuebles de la Ciudad de México (un auditorio, un edificio habitacional, un hospital y un edificio de oficinas), se reconocieron tendencias y oportunidades en materia ambiental.

“Los impactos potenciales más importantes en los cuatro estudios de caso se encuentran en la etapa de uso de los edificios. Sin embargo, es conveniente en estudios posteriores no omitir el análisis de todas las etapas, ya que conforme se optimice el uso de recursos y energía durante la etapa de uso, los impactos relacionados a la etapa de pre-uso cobrarán más relevancia”.

En su estudio ejemplifica que cuando se instalan paneles fotovoltaicos durante la etapa de pre-uso de un edificio, los impactos potenciales aumentan; sin embargo, en la etapa de uso los impactos potenciales disminuyen porque se tiene un efecto en una reducción en el consumo de energía.

No obstante, aclara que “aunque los estudios de caso no pueden emplearse para describir el comportamiento de todos los edificios de su tipo en México, este estudio abre una brecha en el campo de conocimiento que no había sido explorada anteriormente en el país”.

Ante ello, identificó que es conveniente profundizar en investigación y en el desarrollo de inventarios, considerando que actualmente la información respecto a los inventarios de ciclo de vida nacionales en limitada.

Recomienda poner atención en los flujos que tienen los mayores impactos e incertidumbre asociada a sus cálculos, especialmente energía eléctrica y agua residual; así como ampliar la información respecto a la etapa de pre-uso, como el aluminio, el PVC y el vidrio.

“Para la etapa de uso se reconocen como principales oportunidades los sistemas de energía renovable (calentadores solares y paneles fotovoltaicos), el gas natural y el gas licuado de petróleo”, concluye en su informe.

Sutileza en el aprovechamiento del agua 

“La mayoría del uso del agua no se da en el ámbito del consumo, sino dentro del área de sanidad para lo cual, tal vez no es necesaria la calidad establecida por la norma”, refiere el ingeniero civil, Francisco José Campos Arizmendi, en su escrito Sistemas de filtración como sub base de jardines para desviación y recuperación de agua de lluvia en edificios, 2011.

Tan sólo para el uso doméstico, 40% se utiliza para excusados, 30% aseo personal, 15% lavado de ropa, 5% bebida y comida y 4% otros usos; por lo que, prácticamente, la mitad del agua se usa para fines sanitarios y más concretamente en el uso diario del inodoro.

De tal manera que para el uso sanitario, la calidad del agua abastecida y señalada por la NOM 127 de la Secretaría de Salud es excesiva. “Esto se traduce en un claro desperdicio del agua potable, la cual no solo recibe un mal uso, sino que también se refleja en tratamientos y gastos innecesarios”, agrega el ingeniero de la UNAM.

Por tal motivo, la solución que plantea es la captación, filtración, almacenamiento y conducción del agua de lluvia únicamente para servicios de excusados o mingitorios, en edificios dentro del área metropolitana del valle de México, y cuyo tratamiento consiste principalmente en filtración a través de un lecho de materiales porosos para remover los sólidos suspendidos.

Para llevarlo a cabo, es necesario tener los datos de tormentas de varios años, además de obtener sus características: altura o cantidad, superficie afectada y duración de la lluvia para tener las curvas Altura-Área-Duración, lo que da como resultado la tormenta de diseño. Estos datos pueden recabarse, a través de los registros pluviográficos del Sistema Meteorológico Nacional y con datos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes sobre la zona estudiada.

Después de establecer la distribución del edificio para identificar los puntos de recolección y tomando en cuenta la tormenta de diseño, se puede conocer la cantidad de lluvia y el gasto que ha de tener lugar durante el evento, el cuál será redirigido hacia la parte del sistema recolector para iniciar el proceso.

Posteriormente, se tienen que definir los materiales para un lecho filtrante con capacidad de infiltración y se determinan las dimensiones y características para su construcción; mientras que los excedentes de agua  que no puedan ser manejadas por este lecho filtrante, se manejan por un vertedor rectangular que desembocará en otra sección del sistema y que a su vez contará con otro lecho filtrante.

“En conjunto se cumplirá la función de aprovechar una mayor cantidad de agua de lluvia mediante lechos filtrantes en serie, con el fin de reducir la cantidad de agua que se conduzca hacia el drenaje”.

El ingeniero Francisco José Campos explica que con su propuesta, el “volumen total que puede captarse durante un solo evento se acerca a los 117 metros cúbicos, dicha cantidad es más que suficiente para poder cubrir las necesidades sanitarias de un solo días de aproximadamente 5 mil 800 personas, o una cantidad menor por mayor tiempo”.

Por otra parte, Mejoras a la válvula de descarga de agua del tanque de inodoro para uso doméstico a través de un sifón flexible flotante parcialmente auto-operante, es un proyecto impulsado por Nahun Hamed García Villanueva y Dalmey Villegas Sosa, investigadores en el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua de Morelos.

La invención tiene como objetivo incorporar un dispositivo para descargar de manera eficiente, desde el tanque del inodoro, el volumen de agua requerido para la operación de barrido de impurezas y limpieza de la taza, mediante la introducción de un sifón flotante flexible, parcialmente auto-operante, con lo que se eliminan los elementos de sello que originan constantemente fugas de agua, lo cual se traducen en ahorros significativos del agua. 

Asimismo, se proporciona al mercado otra opción “para el ahorro del agua, ya que el dispositivo puede emplearse tanto en muebles de baño nuevos como en los existentes. Este dispositivo también se puede usar para automatizar sistemas de llenado y vaciado semi-automático de tanques de agua con diversos fines”, refieren.

Fuente: Mira tu México


Reacciones:

0 comentarios: