Amaranto, una alternativa para sustituir el escualeno de tiburón ~ Mira tu México

jueves, 23 de septiembre de 2021

Amaranto, una alternativa para sustituir el escualeno de tiburón

El escualeno ayuda a prevenir la formación de tumores en colon, en pulmón y en piel; disminuye los triglicéridos en la sangre; tiene capacidad antioxidante; y es coadyuvante para las vacunas.

Amaranto, una alternativa para sustituir al escualeno de tiburón
De acuerdo con el artículo El amaranto: Nuevas tecnologías para un antiguo cultivo, publicado por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) en el amaranto se ha encontrado un contenido relativamente alto de escualeno, de aproximadamente 8% del aceite de la semilla.

Asimismo, durante el seminario Amaranto: cultivo ancestral con propiedades bioactivas, transmitido por Facebook Live Ecosur, el 26 de agosto de 2021, la doctora Cristian Jiménez Martínez explicó que el amaranto posee carbohidratos, almidón, fibra dietética, una fracción lipídica y un alto contenido de proteína (entre 16% y 17%).

“Dentro de estas proteínas se encuentran fracciones que se llaman péptidos y que por su composición en aminoácidos llegan a presentar alguna actividad, como: antioxidante, antihipertensiva, hipocolesterolémica. Dentro de la fracción lipídica también se encuentran  los fitoesteroles y el escualeno, que es uno de los componentes por los que se ha buscado usar más el amaranto”, refirió.

Pero ¿cuál es la importancia del escualeno?

La doctora en Ciencias en Alimentos por el Instituto Politécnico Nacional, Cristian Jiménez, detalló que al escualeno se le han encontrado diversos beneficios. “Por ejemplo, se ha visto que tiene un efecto anti-tumorogénico, ya que previene la formación de tumores en colon, en pulmón, en piel. También ayuda a disminuir los triglicéridos en la sangre. Se ha visto que es potenciador para medicamentos, como los que se utilizan para bajar el colesterol o coadyuvante para las vacunas; y se le ha encontrado que tiene capacidad antioxidante”.

El escualeno también se utiliza para cosméticos, para la industria farmacéutica y en suplementos alimenticios, por lo que su demanda es alta. Sin embargo, la industria de los cosméticos es la que más lo utiliza, destacó.

De hecho, Europa es uno de los continentes en los que más se requiere el escualeno para los diferentes productos a los que se les agrega, porque el escualeno protege contra los rayos solares y se lo aplican a las cremas con protector solar. Por otra parte, se utiliza en menor cantidad en Asia, Norteamérica, Latinoamérica, Oriente Medio y África, agregó la doctora Jiménez.

El escualeno está distribuido ampliamente en la naturaleza y puede obtenerse a partir de fuentes marinas y vegetales: hígado de tiburón, aceite de olivo, germen de trigo, salvado de arroz, semilla de calabaza, linaza, pero el amaranto es una de las más importantes. Incluso,  se ha intentado obtener a través de síntesis. 

Amaranto, una alternativa para sustituir al escualeno de tiburón
Sin embargo,  el problema es que el escualeno se sigue obteniendo principalmente y en buena cantidad del hígado de tiburón “pero nos hemos ido acabando todas las especies, en específico, esta para la extracción de diversos componentes. Entonces se ha buscado alternativas para la sustitución [del escualeno] y para que se deje de matar tantos tiburones”. 

Por ejemplo, para “obtener una tonelada de escualeno se requiere más de 3 mil hígados de tiburón, quiere decir que necesitamos capturar 3 mil hígados para obtener esa tonelada de escualeno; y 6 millones de tiburones son cazados para satisfacer la demanda global de escualeno”, aseveró la investigadora.

¿Cuál es la función del escualeno en las vacunas?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el escualeno es un componente “que se añade a las vacunas para potenciar la respuesta inmunitaria […] El escualeno no actúa como adyuvante por sí mismo, pero la adición de emulsiones de escualeno con sustancias tensioactivas mejoran la respuesta inmunitaria de los antígenos”.

El artículo Adyuvantes para vacunas: tipos, aplicaciones y modos de acción 2016, publicado por la Asociación Farmacéutica Mexicana, explica que la vacunación tiene como finalidad generar una respuesta inmune específica frente a determinado antígeno y “para mejorar esta respuesta, se han estudiado y desarrollado adyuvantes que permitan estimular al sistema inmune con mayor rapidez y efectividad. Los adyuvantes son capaces de activar, potenciar y modular al sistema inmune humoral y celular, para inducir una respuesta protectora de manera segura”.

Por lo anterior, se puede resumir que el escualeno se incorpora al antígeno (virus inactivo) y esta solución se inyecta en la persona, a fin de que los glóbulos detecten el antígeno rápidamente y se reproduzcan anticuerpos o células capaces de hacer frente al virus y generar la inmunidad en la persona. De ahí la importancia del escualeno en el desarrollo de las vacunas.