Conoce la guía de Conabio sobre alimentación y Covid-19 ~ Mira tu México

jueves, 18 de febrero de 2021

Conoce la guía de Conabio sobre alimentación y Covid-19

La publicación aborda la importancia de rescatar la dieta tradicional para tener un sistema inmune fuerte, pues esta se basa en una gran variedad de frutas y verduras locales que crecen de manera natural.

Conoce la guía de Conabio sobre alimentación y Covid-19
Para tener un sistema inmune resistente a enfermedades es esencial cuidar lo que comemos y la manera en cómo se producen estos alimentos, por tal motivo, el 8 de febrero, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) presentó virtualmente la guía “Sobreviviendo a la COVID-19 en México: El remedio olvidado”. 

Se trata de una publicación integrada por cinco capítulos en los que, mediante un lenguaje claro, imágenes didácticas y narraciones amenas, se abordan los temas: “La alimentación sana: apoyo para enfrentar el coronavirus”, “El huerto de la naturaleza”, “Identificando alimentos para cuerpos fuertes”, “Una celebración mexicana con alimentos nutritivos y saludables”, “Alimento saludable de México para los mexicanos”.

CAPÍTULOS UNO Y DOS

La guía destaca en el primer capítulo que durante la pandemia es muy importante lavarse las manos frecuentemente, mantener la sana distancia entre las personas y usar correctamente el cubrebocas. Pero tener una alimentación saludable también es primordial porque en caso de ser contagiado de Covid-19: 

  • Hay menos probabilidad de enfermarse gravemente.
  • Es menos probable el desarrollo de condiciones como diabetes que vuelven mortal a la Covid-19.
  • Si se sufre de alguna enfermedad o de la Covid-19, una dieta sana puede ayudar a nuestro cuerpo en su recuperación.

En este contexto, Ana y Martha, las protagonistas de una historia que se incluye en los capítulos uno y dos, platican sobre la importancia de sustituir productos procesados (arroz precocido, espagueti, fideos, cubitos de consomé, puré de tomate sazonado, galletas) por alimentos frescos y de temporada (papaya, tuna, nopal, calabazas, tomates verdes, chayotes, jitomates).

Esto debido a que las frutas, verduras, legumbres, nueces y semillas oleaginosas están cargadas de nutrientes como betacarotenos, vitamina C, vitamina E, proteína y zinc; y complementadas, de vez en cuando, de pequeñas cantidades de huevo, leche, carne y pescado pueden estimular el sistema inmune. Incluso, una dieta basada en el alto consumo de plantas ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. 

También resaltan, en un entretenido diálogo, por qué son tan importantes algunos microbios que hay en el suelo y en nuestro cuerpo; cómo mantener nutrido el suelo; cómo producir composta de alta calidad; por qué es más conveniente utilizar composta que fertilizantes; cómo hacer un huerto en un espacio pequeño; cómo hacer crecer plantas saludables; qué tipo de semillas utilizar, entre otros temas.

¿Qué función tienen los microbios intestinales? En la guía se explica que hay microbios benéficos que viven en nuestros intestinos y contribuyen a: digerir alimento, eliminar toxinas, combatir enfermedades, equilibrar emociones y a fortalecer el sistema inmune. 

Pero, para que esto pueda ser posible, primero se necesita que las plantas sean alimentadas por microbios benéficos que habitan en el suelo, pues son los que les proporcionarán los nutrimentos que necesitan los microbios saludables de nuestros cuerpos.

Sin embargo, la gran cantidad de alimentos procesados que se incluyen en muchas dietas modernas no son saludables para los microorganismos benéficos, porque al producirlos se utilizan insecticidas y herbicidas que no solo matan plagas y malezas, sino también matan a insectos esenciales (como catarinas y mariposas) y a los microbios benéficos del suelo. 

Además, como los compuestos químicos de los fertilizantes frecuentemente se quedan en las hojas, al comerlas se infiltran en nuestro cuerpo y a lo largo de los años y con el uso continuo, causan la disminución de los microbios intestinales benéficos y esenciales para tener buena salud, lo que debilita el sistema inmune y hace que estemos más susceptibles a un contagio serio o incluso fatal de la Covid-19 y de otras enfermedades.

¿Insectos o pesticidas? En la guía se ejemplifica lo importante que son los insectos en un huerto con diversidad de plantas: aunque las orugas comen algunas hojas, otras plantas quedan en buenas condiciones, y cuando las orugas se convierten en mariposas, estas ayudan a la polinización y crecimiento de semillas fuertes. En tanto, las aves ayudan a controlar la población de orugas. 

También se muestra la importancia de cultivar alimentos con los métodos naturales de la agricultura, en lugar de usar los agroquímicos que venden en las tiendas de productos agrícolas, los cuales afectan negativamente a los microbios saludables del suelo, matan a los insectos amigos, contaminan las aguas subterráneas y ríos, y afectan a las plantas, que a su vez causan un desequilibrio en los microbios intestinales benéficos de nuestros cuerpos.

Conoce la guía de Conabio sobre alimentación y Covid-19
¿Cómo se debe sembrar? Para hacer reflexionar al lector, en la guía se plantea que sembrar en fila es lo más común, pero lo recomendable es organizarlas de manera cuidadosa para aprovechar los procesos naturales que las fortalecen: porque una mezcla de plantas, como la milpa, produce plantas saludables.

La razón es porque una mezcla de plantas produce más variedad de microbios sanos en el suelo, lo que a su vez ayuda a que la materia orgánica en el suelo se transforme en alimento para lombrices, insectos benéficos y plantas, además de producir alimentos más nutritivos. 

De igual manera, las plantas se hacen menos vulnerables a plagas y enfermedades; y como utilizan diferentes nutrientes en el suelo, logran un equilibrio entre ellas. Por ejemplo, se pueden mezclar plantas rastreras con plantas de crecimiento alto que dan sombra, para proteger al suelo del Sol.

CAPÍTULOS TRES, CUATRO Y CINCO

En los capítulos tres, cuatro y cinco se narra otra historia en donde las nuevas protagonistas hacen reflexionar al lector sobre la importancia de valorar y rescatar en nuestra dieta los alimentos tradicionales, así como identificar los alimentos saludables, que regularmente son sembrados con métodos naturales.

También se incluye un recuadro que muestra que podemos obtener de ciertos alimentos al consumirlos con regularidad. Por ejemplo: 

  • Los carbohidratos y almidones proveen energía al cuerpo y se encuentran en alimentos como: amaranto, papas, maíz, arroz, frijoles, camotes, yuca y papaya. Pero si se obtienen de harinas refinadas, azúcar y jarabe de alta fructuosa, el resultado es nocivo porque contribuyen al desarrollo de diabetes y obesidad.
  • Las proteínas ayudan al cuerpo a crecer y repararse, y a mantener los músculos fuertes, para lo cual se pueden consumir: frijoles, pepitas de calabaza, cacahuates, lentejas, carne, pescado, nueces, huevos, ciertos insectos y leche. 
  • Las grasas protegen órganos, nervios y cerebro, y ayudan a la absorción de los nutrientes. Estas se pueden obtener de aceites de pescado, aguacates, aceitunas (oliva) y semillas, las cuales son más saludables que las obtenidos de fuentes procesadas (como grasas para cocinar) y grasas de origen animal. Además, las grasas trans como la margarina y las grasas saturadas de origen animal (queso, mantequilla, manteca) pueden contribuir al sobrepeso y problemas cardiovasculares.
  • Las vitaminas y minerales contribuyen al buen funcionamiento de los órganos y para tener un sistema inmune fuerte; y se pueden encontrar en verduras de hojas verdes, como los quelites que poseen un alto contenido de hierro, vitamina A y calcio.

Conoce la guía de Conabio sobre alimentación y Covid-19Los colores saludables. En la guía se destaca lo importante que es consumir alimentos de colores diferentes, pues cada color aporta un beneficio al cuerpo. Por ejemplo: 

Alimentos rojos. Contienen antocianos y licopeno, los cuales reducen el riesgo de cáncer y fortalecen la salud del corazón.

Alimentos de color anaranjado/amarillo. Poseen carotenoides y ayudan a mantener la salud de los ojos e incrementan la capacidad del sistema inmune para enfrentar los virus. 

Frutas y verduras de color verde. Contribuyen a reducir el riesgo de cáncer y a fortalecer el sistema inmune.

Alimentos con color azul/púrpura. Tienen antocianos y flavonoides, los cuales  reducen el riesgo de cáncer, embolias y enfermedades cardiovasculares. 

Alimentos de color café/blanco. Contienen antioxidantes y ayudan a combatir algunas enfermedades como por ejemplo infecciones de garganta y del estómago.

Cultivos en casa. Otro aspecto que se resalta es el beneficio de sembrar nuestras propias verduras, porque son frescas, maduran de manera natural, se pueden cultivar sin químicos, conocemos la calidad del suelo y del agua que se utilizan, y se evitan embalajes de plástico.

De igual manera se ofrecen alternativas para tener cultivos en espacios pequeños, se explica por qué son mejores los policultivos que los monocultivos, las ventajas de utilizar las técnicas tradicionales para cultivar sin agroquímicos. 

¿Cómo enriquecer el suelo? Se pude utilizar abono como gallinaza y estiércol de vacas, ovejas y cabras, que mezclado con sobras de verduras, restos de cosecho y podas de cosecha o de árboles hará más saludables nuestros alimentos.

Plantas repelentes de insectos. En la guía se explica que existen muchas plantas como: chile, ajo, tabaco o tabaquillo, menta, cebolla y cempasúchil que ahuyentan insectos e inhiben enfermedades; y otra opción es usar ceniza.

Pero en caso de utilizar alguna de las plantas repelentes, estas se pueden sembrar intercaladas entre hileras de otros cultivos o se pueden triturar y mezclar con agua para aplicar el compuesto sobre las hojas. 

Cocinar correctamente. Para aprovechar los nutrientes de los alimentos que se siembran en casa, se subraya lo importante que es incluir al menos tres colores, cosechar justo antes de cocinar, evitar el uso excesivo de sal, evitar el sobre cocimiento y freírlos porque demasiado calor puede destruir hasta el 20% de las vitaminas en las verduras.

Además, en lugar de usar saborizantes artificiales se pueden utilizar hierbas y especias como hoja santa, cilantro, orégano, epazote, laurel, ajo, hierbabuena, perejil, romero, canela, nuez moscada, chipilín, vainilla, hoja de aguacate y cebollas.

Conoce la guía de Conabio sobre alimentación y Covid-19

Dietas tradicionales. En la guía “Sobreviviendo a la COVID-19 en México: El remedio olvidado” se aclara que una dieta tradicional no es lo que las personas están acostumbradas a comer en las ciudades, en los últimos 50 años.

La dieta tradicional es la comida que nuestras abuelas y tatarabuelas comían. Es aquella basada en frutas y verduras locales que crecen de manera natural y sencilla, y las cuales son altamente variadas dependiendo de lo que está de temporada.

Cabe destacar que esta publicación fue elaborada originalmente en inglés por el por el Colectivo de Escritores de la guía Barefoot y la Alianza para la Soberanía Alimentaria en África (AFSA); y fue traducida, por la Conabio, al español y adaptada al contexto mexicano.

MÁS INFORMACIÓN:

https://www.facebook.com/CONABIO/

DESCARGA LA GUÍA EN:

https://www.biodiversidad.gob.mx/

https://bioteca.biodiversidad.gob.mx/janium/Documentos/15371.pdf



Reacciones:

0 comentarios: