Campañas ambientales, ¿son algunas personas inmunes a éstas? ~ Mira tu México

lunes, 12 de noviembre de 2018

Campañas ambientales, ¿son algunas personas inmunes a éstas?

ENTREVISTA. La doctora Martha Sánchez explicó los factores que limitan nuestras acciones; la posibilidad de modificar hábitos en personas adultas; crear buenas prácticas en niños que carecen de ejemplo ambiental en su círculo familiar; qué tan recomendable es usar la hipnosis; y cómo lograr una campaña ambiental exitosa.

“Sin popote está bien”, “Basura Cero”, “Sin moño y sin bolsita por favor”, “Salvemos a la vaquita marina”, son algunas de las campañas que se han lanzado en México para promover el cuidado de los recursos naturales,  de la flora y fauna, así como evitar que continué el deterioro del medio ambiente. Sin embargo, así como hay quienes han aplicado medidas ambientales y han modificado su estilo de vida, hay quienes continúan con hábitos como tirar basura o desperdiciar agua. Ante esto, ¿por qué las campañas ambientales tienen un efecto diferente en las personas?

Al respecto, la doctora Martha Patricia Sánchez Miranda, investigadora en la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Nuevo León, explicó en entrevista para Mira tu México, cuáles son los factores que influyen para que una persona perciba de diferente manera un mensaje ambiental; también, si será posible cambiar los hábitos de una persona adulta; qué alternativa existe cuando en un círculo familiar se carece de hábitos ambientales desde los abuelos; qué tan recomendable es usar la hipnosis para generar buenas prácticas; y cómo lograr una campaña ambiental exitosa.

Mira tu México (MTM): ¿Por qué las campañas ambientales no tienen el mismo efecto en las personas, considerando que hay quienes todavía continúan tirando basura o desperdiciando agua sin ningún remordimiento?

Martha Patricia Sánchez Miranda (MPSM): Sin lugar a dudas, no hay respuestas fáciles para el comportamiento que los seres humanos tenemos, y no es la excepción para las cuestiones de la conducta que tenemos hacia el ambiente.
Existen múltiples factores que limitan nuestras acciones, las investigaciones indican que algunas de las limitaciones pueden ser: Cognitivas, que se refieren a como nuestros pensamientos nos llevan a hacer un uso desmedido de los recursos naturales, al pensar que nunca se van a terminar. Ideológicas, por ejemplo, creer que el poseer un estatus económico determinado no va limitar nuestro comportamiento de consumo. Comparación con otros, al estar en constante contrastación de nuestras acciones y situaciones con la de los demás. 
Altos costos, porque invertir en productos caros nos lleva a negar las desventajas de poseerlo o de haberlo adquirido. Incredulidad hacia los políticos e investigadores, creando desconfianza en la información y propuestas que se realicen. Riesgo percibido, el creer que realizar una conducta pro-ambiental va provocar algún problema en nuestra vida cotidiana. Conductas limitadas, las ideas generadas al pensar que por hacer una conducta pro ambiental, ya no es necesario hacer otras acciones.

MTM: ¿Puede un ser humano hacerse inmune a mensajes ambientales repetitivos?

MPSM: Más que hablar de una inmunidad, sí de una desensibilización. Cuando se realiza como cotidiano, pierde la novedad y se considera que es parte de nuestra vida y que es normal, lo que lleva a ya no prestar atención a esa información, provocando la minimización y con ello, dejar de actuar. En el momento que existe una información sobresaliente, se vuelve novedosa y se puede llevar a la acción. Esto sería un buen ejemplo de una limitación de tipo cognitiva.

MTM: ¿Por qué los mensajes publicitarios para comprar ropa, alimentos procesados o tecnologías tienen mayor impacto que las de cuidar el medio ambiente, a pesar de que cuidar los recursos naturales es una necesidad, pues sin ellos no sería posible vivir?

MPSM: Desafortunadamente los mensajes de cuidar los recursos naturales que se manejan no son tan atractivos y generalmente, los vemos como situaciones ajenas a nosotros. A diferencia de la mercadotecnia utilizada en productos como objetos personales y tecnológicos, se manejan como necesidades básicas; y uno de los recursos más empleados es el vender la idea de dar un cierto prestigio y sobre todo, obtener satisfactores emocionales. 
Cuidar el agua, por ejemplo, la información es cuidarla para seguir teniéndola, pero no el impacto del no tenerlo. Además, si se presentan las imágenes de falta de agua, se observan imágenes de lugares rurales o en zonas marginales, por lo tanto, se ve alejado para muchos. 

MTM: ¿A qué edad es recomendable empezar a inculcar el cuidado del medio ambiente para que las personas crezcan con esta cultura?

MPSM: Los hábitos se comienzan desde los primeros años de vida. Si se les enseña a cuidar el entorno ya sea por observación de lo que hacen los padres o motivándolo a realizar las acciones,  los niños y niñas lo van a ver como algo natural y se estaría almacenado en su memoria como un hábito,  posibilitándolo para que lo realice durante toda su existencia. Recordar que el ejemplo es la mejor forma de enseñar.

MTM: ¿Cómo lograr un cambio de actitud en personas adultas que ya están acostumbradas a desperdiciar agua o tirar basura en las calles, para que sean sensibles a la conservación del medio ambiente?

MPSM: Una vez que se ha establecido un hábito es difícil de cambiar pero no imposible. Una estrategia que se ha utilizado es la persuasión, esto es, manejando la información de las consecuencias de los actos, pero también, el mostrar que no es imposible y que cada uno de nosotros podemos hacerlo. También el invitar a la reflexión de las acciones que realizamos y comenzar a plantear estrategias de acciones que pueden ayudar a cambiar nuestras actitudes hacia el ambiente.

MTM: Si dos generaciones, es decir, abuelos y padres, no han tenido una cultura ambiental, ¿cómo se puede lograr que sus hijos cuiden el ambiente, considerando que por el ejemplo se rigen y ellos carecen de ello en su círculo familiar?

MPSM: Si bien, el ejemplo es una fuente de enseñanza, en la adolescencia los jóvenes comienzan a establecer sus propios criterios y ser críticos con las acciones de sus padres y abuelos, de ahí la importancia de los mensajes pro-ambientales se den por personas que son figuras públicas importantes para ellos. 
Además, la educación formal e informal siempre será un recurso importante. En la educación se pueden adquirir los conocimientos acerca de nuestro entorno y nos ayuda a comprender que existe una relación muy estrecha entre nosotros y nuestro ambiente, y cada vez que alteramos nuestro entorno, esto va a impactarnos.

MTM: En una época tan acelerada como la nuestra, ¿cómo captar la atención de las personas y generar en ellos un cambio de mentalidad para que cuiden el medio ambiente?

MPSM: Una forma de llegar a las personas jóvenes debe ser a través de las redes sociales, donde se ilustre lo que ocurre en su comunidad y en el resto del mundo. Pero lo más importante es que la información y /o acciones sean presentadas por personas que son valoradas por la comunidad y tienen credibilidad para los que reciben el mensaje y sea una invitación a la imitación. Esta acción sería una forma de utilizar esa capacidad que tenemos los humanos de estar comparándonos y sacar la ventaja de realizar acciones en pro del planeta.

MTM: ¿Podría usarse la hipnosis para inducir en el ser humano una acción positiva hacia el medio ambiente? ¿Sería legal?

MPSM: Sí, es un recurso que se puede utilizar, sin embargo hay que tomar en consideración algunos puntos: Por un lado, no todas las personas son susceptibles a ser hipnotizadas y por otro lado, que éste debe ser bajo la condición del consentimiento de las personas que van a ser hipnotizadas, ya que no es legal ni tampoco ético utilizar mensajes fuera de la conciencia de las personas a las que va dirigido el mensaje, aun cuando sea para un fin loable, ya que se pudiera utilizar para otras finalidades.

MTM: ¿Qué imágenes pueden utilizarse en los mensajes ambientales para que motiven a las personas a tomar acción?

MPSM: Definitivamente, las imágenes que se deben de manejar son las consecuencias que se viven dentro de nuestra comunidad cuando no se tiene el cuidado del ambiente, mostrando el desequilibrio de nuestro entorno y contrastarlo con los ambientes donde aún hay un equilibrio.

MTM: ¿Cuál es su mensaje a la sociedad?

MPSM: Invitar a todos los que nos están leyendo a sumarse en realizar acciones en pro del ambiente, recordar que la responsabilidad no es de los demás, nosotros podemos hacer algo, así como exigir a nuestras autoridades establecer leyes que realmente se cumplan para llegar a la sustentabilidad.

Fuente: Mira tu México
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario