Destacan en COP13 vínculo naturaleza y cultura mesoamericana ~ Mira tu México

lunes, 5 de diciembre de 2016

Destacan en COP13 vínculo naturaleza y cultura mesoamericana

El presidente Enrique Peña Nieto llamó a recoger la experiencia de estos pueblos sobre lo que representaba para ellos el medio ambiente y lo que llevó a la desaparición de muchas de ellas.

En el marco inaugural de la XIII Conferencia de las Partes del Convenio sobre Diversidad Biológica de Naciones Unidas (COP13), que se lleva a cabo en Cancún, Quintana Roo, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, destacó el papel fundamental que representa la COP13 al tener en sus manos “la oportunidad de cambiar la visión tradicional con la que conservamos y preservarnos nuestra riqueza biológica”, mediante concebir a la biodiversidad como una estrategia de desarrollo para el presente y futuro de la humanidad.
En este contexto, compartió las creencias que tuvieron algunos pueblos mesoamericanos, a fin de recoger la experiencia de estas culturas sobre lo que representaba para ellos el medio ambiente y también recoger de esa experiencia lo que llevo a la desaparición de muchas de ellas.
Ejemplificó que los mayas, durante tres milenios al igual que otros pueblos mesoamericanos, tenían una profunda relación material y espiritual con la naturaleza. “Los náhuatl creían que en los árboles vivían las almas de sus ancestros; los zapotecas, que sus antepasados surgían de las raíces de los árboles; los huicholes, que sus ascendientes eran animales, particularmente jaguares”.
De tal manera que la conservación de los recursos naturales era parte de su cosmovisión, “los mayas creían que si los árboles se cortaban sin permiso, el cielo de desplomaría y el fin regresaría a la Tierra; los tzotziles pensaban que los dioses de la Tierra actuaban a través de los animales para defender los bosques contra la intrusión de los humanos”.
Sin embargo, a pesar de que existía un vínculo entre estos pueblos y su entorno, se cree que muchas de las civilizaciones mesoamericanas pudieron haber desaparecido a causa de la sobrepoblación y explotación  excesiva de recursos y el deterioro ambiental, refirió el presidente Peña Nieto.
Por tal motivo, consideró como un deber el proteger la biodiversidad por ser lo correcto, pero, sobre todo por ser una obligación moral, además de que su protección y conservación se puede traducir en una causa de utilidad que contribuya al sustento y desarrollo de la humanidad.
“Ser un país megadiverso conlleva la gran responsabilidad de cuidar nuestro entorno, que no sólo es patrimonio nacional sino de toda la humanidad, por ello México celebra esta conferencia de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad”, manifestó.
Asimismo, aprovechó para reconocer a los ministros de los países parte de la COP que, el sábado 3 de diciembre, aprobaron la Declaración de Cancún sobre Integración para la Conservación y Uso Sustentable de la Biodiversidad para el Bienestar, el cual permitirá que los sectores productivos de cada nación incorporen criterios de biodiversidad y protección en la toma de decisiones.
Por su parte, el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano Alamán, refirió que México se ha puesto a la vanguardia en el cuidado del medio ambiente, e hicieron un llamado para que en esta COP13 se pudieran incluir por primera vez a los sectores: agrícola, pesquero, turístico y forestal.
Explicó que durante las mesas de trabajo entre los ministros se pudieron acordar diversos aspectos, que se han visto reflejados en la Declaración Ministerial que se adoptó recientemente, el cual plasma compromisos concretos de todos los sectores y de todos los países, para incorporar criterios de conservación de biodiversidad.
De igual manera, destacó que esta COP13 se ha caracterizado porque por primera vez se incorporó al sector privado, para lo cual se realizó un foro de negocios donde más de 103 empresas de todos los países que son miembros de la Convención también adoptaron compromisos de ver a la biodiversidad como una fuente rentable de inversión y de trabajar en conjunto para su conservación.
En su participación, el director ejecutivo adjunto del programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Ibragim Pearl, refirió que todos se encuentran bien encaminados a cumplir un tercio de los compromisos ambientales.  Por ejemplo, se estableció que para 2020 se protegería al menos 17% de las zonas terrestres y de las agua interiores, y el 10% de las zonas marinas y costeras; actualmente, se ha protegido el 13% y 5% respectivamente; motivo por el cual extendió una felicitación a todos los países que han cumplido su meta, entre ellos México.
Asimismo, manifestó que “si bien, durante más de 200 años el mundo de la conservación ha hecho grandes avances con mucho éxito en muchos estados, estamos perdiendo esta batalla, las especies están desapareciendo a un gran grado. En 2002 se comprometieron diversos países para evitar la pérdida de biodiversidad, para 2010 se continúa discutiendo la problemática, la cual continúa la urgencia.
Por tal motivo, consideró necesario “aprender de nuestras fallas y de los errores, y utilizar ese conocimiento para alcanzar y aún mejor superar, nuestras metas para 2020 y 2030 […] Tenemos que reflexionar seriamente sobre como reorganizarnos y unirnos nuevamente, y concertar un plan de acción que podamos realmente cumplir”.

Fuente: Presidencia de la República
Reacciones:

0 comentarios: