Muestran resistencia a plaguicidas insectos de Aguascalientes ~ Mira tu México

viernes, 19 de agosto de 2016

Muestran resistencia a plaguicidas insectos de Aguascalientes

Un estudio de la Universidad Autónoma estatal reveló que productos como cipermetrina e imidacloprid ya no tienen la misma eficacia para atacar plagas en los sembradíos de la región.

La Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) realizó un estudio en el que se analizaron 14 productos insecticidas y cuyos resultados mostraron que plagas agrícolas tienen resistencia a plaguicidas, como cipermetrina e imidacloprid, los cuales son utilizados para combatir al gusano cogollero (Spodoptera frugiperda) en los plantíos de maíz.
“Cuando vemos esto pensaríamos que Aguascalientes, un estado altamente productor de hortalizas, de maíz, de granos, y el uso frecuente de insecticidas, pensaríamos que ya hay resistencias en muchos productos; sin embargo, nos damos cuenta que la mayoría de estas plagas todavía tiene sensibilidad a ellos”, manifestó el investigador Alberto Margarito García Munguía.
Por ello, aclaró que al encontrar resistencia a la cipermetrina e imidacloprid no significa que no tengan ningún efecto, sin embargo, su eficacia se encuentra por debajo del estándar establecido a nivel producción agrícola para que la disminución no rebase el umbral que ya implicaría pérdidas económicas.
En este contexto, explicó que cuando un insecticida ya no tiene una eficacia por encima de 80%, implica que las plagas ya crearon cierta resistencia.
Respecto al procedimiento que utilizaron para llegar a esta conclusión, detalló que los análisis se llevaron a cabo en laboratorio y en campo, por lo que se tomó en cuenta el historial de los plaguicidas que se aplican con mayor frecuencia en la región.
Para medir la efectividad en campo, “lo que hacemos es montar los ensayos experimentales para hacer las aplicaciones de los insecticidas en intervalos de uno, dos, tres, siete y 14 días para hacer las evaluaciones de las poblaciones de los insectos”.
Por ejemplo, en el jitomate se evaluó mosquita blanca; en el cultivo de maíz el gusano cogollero; en el cultivo de fresa, trips, chinche lygus; mientras que en el cultivo de brócoli, se analizaron el pulgón y palomilla dorso de diamante.
“También se hicieron pruebas in vitro en el laboratorio, evaluamos diferentes concentraciones de diferentes insecticidas, sometimos estas plagas y evaluamos el efecto ya sea de derribo, el efecto de mortalidad, en cuestión de minutos, horas y días”.
El académico refirió que en los dos procedimientos se evaluó la sensibilidad, la resistencia y la eficacia acorde con los estándares de medición que existen en específico de cada una de las plagas; y aunque lo ideal sería evaluar los productos cada tres o cinco años, “aquí va a estar en función desde hace cuánto tiempo se están usando los insecticidas”.
Por otra parte, dijo que a partir de estos estudios se pueden realizar cursos en la región con los agricultores, para que conozcan los resultados y analicen si es adecuado continuar usando estos productos o introducir los que muestran un óptimo funcionamiento.
En tanto, dijo que la evaluación a los productos que apenas entraron a la región se podrán monitorear en unos cinco años; mientras que se puede realizar un proyecto para seguir analizando la eficacia de los que ya llevan tiempo usándose en la entidad.
Cabe destacar que Aguascalientes no contaba con algún trabajo anterior sobre la resistencia de insecticida, a pesar de ser un estado de alta productividad en el campo agrícola.

Fuente: Notimex
Reacciones:

0 comentarios: