Tehuacán, un mundo rico en plantas medicinales: Sepicj ~ Mira tu México

miércoles, 24 de agosto de 2016

Tehuacán, un mundo rico en plantas medicinales: Sepicj

ENTREVISTA. El director general del Servicio de Promoción Integral Comunitario Juvenil, Valentín Torres, explicó que de 2008 a 2014 se ha logrado la recopilación de 93 especies en esta región de Puebla.

En los últimos años, en México ha crecido el interés por crear una ley que impulse el mercado de plantas medicinales, como una manera de preservar, proteger y aprovechar el conocimiento ancestral, incluso se ha detectado que de las más de 30 mil especies vegetales existentes en el país, 25 mil pueden ser utilizados para este fin; y aunque el tema está pendiente, en algunos estados de la República ya se ha emprendido actividades que están contribuyendo a rescatar este sector.

Ejemplo de ello, es el proyecto impulsado por la organización civil Servicio de Promoción Integral Comunitario Juvenil (Sepicj) en el estado de Puebla: el Herbario de Tehuacán, a través del cual se promueve el desarrollo comunitario sustentable, mediante la producción de plantas medicinales para su consumo y comercialización.

Al respecto, el director general de la Sepicj, Valentín Alejandro Torres López, detalló que de las regiones que conforman a Puebla, ellos se encuentran trabajando más en la Sierra Negra (que es la parte sur) en donde la mayor parte de las comunidades o municipios son de habla náhuatl y cuentan con una diversidad de plantas; también en la Sierra Mixteca que es la parte más árida, y que posee más cactus y otro tipo de plantas curativas.

"Tenemos 30 años trabajando en la región de Tehuacán y en otros estados. Empezamos trabajando en las comunidades indígenas y a partir de ahí, nos dimos cuenta de las necesidades y problemáticas que tienen [...] Un punto importante es la salud de la gente, quienes a veces no tienen acceso directamente a los servicios de salud que dan las instituciones de gobierno".

En este contexto y analizando todo el conocimiento y experiencia de las comunidades, quienes se curan a través de las plantas medicinales, se dieron a la tarea de hacer un herbario, toda una colección de plantas, que con base al nombre común de la planta se fue determinando cuál era su nombre científico y sus propiedades.

"Del 2008 al 2010 hicimos la primera recopilación, logramos tener 51 plantas que ya las tenemos en un libro del que se hizo un tiraje de 1 mil ejemplares, donde viene desde su nombre popular o vulgar, nombre científico, su utilización, todos sus principios bioactivos y la foto de la planta".

Por otra parte, del 2011 al 2014 realizaron una segunda investigación, que incluyó hacer una recolecta con las personas de las comunidades, identificar las plantas silvestres en una zona, así como realizar el proceso de secado y de prensado de las mismas hasta tenerlas listas con su ficha correspondiente.

Como resultado de ello, se logró una recopilación de 93 plantas más (de las que todavía no se ha hecho alguna publicación), que sumadas con las anteriores dan un total de 144 plantas ya investigadas de la región de Tehuacán.

El director general de la Sepicj subrayó que la importancia de estas plantas radica en que los pueblos las utilizan para todo lo relacionado con la salud, por lo que la labor que emprenden no sólo se ha enfocado a la identificación y producción de los vegetales, sino también a apoyar a las comunidades en el proceso de transformación de sus plantas para autoconsumo y comercialización. 

"Como organización hemos ido trabajando un proceso de capacitación en la transformación de sus plantas: en pomadas, tinturas, macerados, aceites, shampoos, una diversidad de productos", porque la planta como tal no es comercializada, se requiere su desarrollo para después venderlas "en el estado (Puebla) y también, a veces, en otros estados; pero no nada más nosotros tenemos toda esta línea de productos también en otros estados hacen esa transformación de sus plantas", aclaró Valentín Torres.

Respecto a lo que ha implicado emprender todas estas acciones, enlistó que además de asesorar a las comunidades sobre las formas de conservar los viveros, considerando la relevancia de cuidar el medio ambiente, también han invertido en biólogos, ingenieros agrónomos; e incluso, cuentan con el apoyo de un doctor en Botánica, proveniente de Italaia, quien los ha estado ayudando en todo esta sistematización e investigación que se está haciendo de las plantas, a través de varios años.

"Es un proceso de ir capacitando a la gente a hacer productos de sus mismas plantas, y estamos actualmente en un proceso de capacitación para que la gente también aprenda a extraer los activos a sus plantas, a través de la vinculación con universidades que nos prestan sus laboratorios. Ha sido una inversión bastante fuerte para tener todo este herbario, estas publicaciones", manifestó Torres López.

Necesidades del mercado de la medicina tradicional

El director general de la Sepicj, Valentín Alejandro Torres, explicó que para impulsar el mercado de la medicina tradicional se requerie "el reconocimiento de esta diversidad que existe en todo el país, aquí, en esta parte de la región de Tehuacán, pues es un mundo rico en plantas que la gente misma va reconociendo y que ha tenido una utilización para toda la parte curativa".

No obstante, lo que más se requiere es trabajar en la protección de este mercado, así como ampliar la difusión y hacer conciencia de la importancia que tiene prevalecer y valorar la medicina tradicional de México.

“Las plantas como son parte del patrimonio nacional la misma ley nos tendría que proteger, pero al final sí pasa que hay empresas farmacéuticas que de repente extraen la planta y ellos como tienen los recursos pueden tomar los activos, y en esa parte, nosotros cómo nos protegemos”, expresó Torres López.

De momento, refirió, van avanzando en métodos pequeños, como colocándoles una etiqueta a los productos en donde se indique de qué lugar provienen. “Tenemos que ubicar bien que dentro de las leyes no hay como algo así que nos puede proteger, primero a las plantas como parte del patrimonio que tenemos”.

Sin embargo, considerando que se resguardan las marcas registradas ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) o la Secretaría de Economía (SE), se encuentran investigando cómo se podrían proteger, no tanto los activos, sino las marcas, es decir, los productos que van haciendo a partir de las plantas.

Por otra parte, aunque todavía no tienen alguna planta regulada ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), manifestó que una vez que las personas de las comunidades también aprendan a sacar los activos de sus plantas, van “a necesitar la parte de la Cofepris y de otros organismos”.

Conciencia ambiental

El licenciado Valentín Alejandro Torres López explicó que el modo de trabajar de las comunidades era: tener sus plantas silvestres, cortarlas y curarse de algún mal, pero a la medida de que se ha ido recolectando una planta también se va racionalizando el corte.

“Una primera tarea que hacemos es la reproducción de plantas medicinales a través de viveros que hacemos en los pueblos con la gente, para que ellos vean la importancia de que no se terminen sus plantas, y que al mismo tiempo estamos contribuyendo a que nuestro ecosistema se siga conservando”.

Detalló que a través de la capacitación que les brinda la Sepicj y los agrónomos, se les enseña “cómo ir cultivando y cómo ir cuidando sus viveros a través de sistema de riego por goteo, cuidarlas de las plagas, de enfermedades que también les da a las plantas”; todo ello, son aspectos que las personas tienen muy presente, debido al profundo respeto que tienen a la tierra, porque “la madre tierra lo produce todo”.

Por tal motivo, no es difícil que tomen conciencia “de la importancia que tienen sus plantas y de cuidarlas, porque a través de estas plantas ellos pueden transformarlas en productos que pueden utilizar ellos y también pueden venderlos; el resultado es que ellos también empiezan a tener un ingreso”, manifestó.

Ante este panorama, consideró necesario difundir “la importancia que tienen las plantas en el entorno en donde vivimos para poder aprovecharlas, pero al mismo tiempo poder conservarlas a través de viveros, invernaderos, diversas alternativas que pueden ir ayudando al cuidado de nuestro medio ambiente. A partir de todo este cambio climático que estamos sufriendo, podemos seguir ayudando a las comunidades y al mismo tiempo ir conservando nuestro medio ambiente”, agregó.

Proyectos para el Herbario Tehuacán

Como parte de los trabajos que emprenden para impulsar el mercado de plantas medicinales a través del Herbario Tehuacán, la Sepicj elaboró el video Médicos que Curan, como reconocimiento a todos los médicos tradicionales que utilizan las plantas para curar.

Asimismo, están en la búsqueda de los medios económicos para difundir la segunda investigación de las 93 plantas recopiladas, a través de la publicación de un libro, refirió Valentín Torres López.

Por otra parte, en el estado de Puebla existen hospitales interculturales, por lo que están analizando la posibilidad de “trabajar la medicina alópata con la medicina tradicional, en conjunto, y que al mismo tiempo haya un reconocimiento de las instituciones”.

“Seguimos en las comunidades capacitando en otros productos que ellos pueden y también estamos en toda esta parte de la comercialización, el que ellos también puedan tener una identidad en su producto a través de las etiquetas, a través de un catálogo de sus productos”, finalizó del director general de la Sepicj.

Servicio de Promoción Integral Comunitario Juvenil
Direccion: 30 norte 115 Ex hacienda San Lorenzo, Tehuacan, Puebla
Teléfono: 01238 39 2 27 36
Correos: sepicj@hotmail.com /sepicj@gmail.com

Fuente: Mira tu México

Reacciones:

0 comentarios: