Delegaciones informarán el manejo de residuos de construcción ~ Mira tu México

jueves, 11 de agosto de 2016

Delegaciones informarán el manejo de residuos de construcción

Legisladores de la CDMX exhortaron a los jefes de las demarcaciones dar a conocer la generación y destino final de sus cascajos, considerando el impacto ambiental que generan estos desechos.

La Diputación Permanente de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) exhortó a los jefes delegacionales informar sobre la generación y manejo de residuos sólidos provenientes de actividades de construcción (conocido como cascajo), que se realizan en las demarcaciones, considerando que es indispensable contar con datos y registros actuales sobre los volúmenes de estos desechos.
Al respecto, el presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Ciudad de México, Iván Texta Solís, explicó que la ALDF busca contribuir en la dotación de infraestructura necesaria para atender esta problemática, que tiene como gran pendiente la promoción e impulso de sistemas de minimización, reciclaje y aprovechamiento de los residuos.
“Queremos impulsar un cambio de cultura y una estrategia que permita desde los gobiernos delegacionales atender la situación brindando opciones que, sin afectar la hacienda pública, propicien el cuidado y la preservación del medio ambiente, así como la salud de la gente, a través de la inserción de esquemas de reciclamiento y reutilización”, agregó.
Explicó que en la ciudad existe sólo una planta de reciclaje en operación y 17 empresas autorizadas por la Secretaría de Medio Ambiente capitalina, que en conjunto tienen 147 vehículos para el transporte de residuos de construcción.
Aunado a ello, los residuos sólidos de manejo especial (material de excavación, restos de ladrillo, azulejos, mortero, concreto, yeso, madera, plásticos, solventes y pintura, metales y otros materiales utilizados en los procesos constructivos de obras), frecuentemente son puestos en sitios clandestinos, principalmente en suelo de conservación, que a su vez generan un impacto ambiente.
Lo anterior, se traduce en la obstrucción de arroyos, cañadas y barrancas; afectaciones al drenaje natural, azolve de las partes bajas e inundaciones de zonas aledañas en temporada de lluvias; afectación de la flora y la fauna, contaminación en suelo y subsuelo e incluso de acuíferos, daños en zonas de recarga de agua subterránea, impacto visual del entorno, proliferación de polvo y de fauna nociva.
Además, “ante el escenario de inminente crecimiento de la generación de residuos sólidos provenientes de la construcción, surge la necesidad de crear infraestructura para manejarlos adecuadamente y evitar su impacto negativo sobre el medio ambiente y la calidad de vida de los habitantes de la Ciudad de México”, refirió.

Fuente: ALDF
Reacciones:

0 comentarios: